“El sí mismo está más allá de la mente”

yo ya no busco nada” me dijo Inti.

No logro identificar el momento en que supe la verdad. “yo” no estaba buscando ninguna respuesta. Nunca quise entender lo que la estructura occidental implicaba en el camino. “yo” no estaba buscando ningún camino, ninguna respuesta.

Un día, observo ese documental en Discovery Chanel, donde la zebra pacífica bebe agua de un lago. El gran cocodrilo sorpresivamente captura a su presa de una pata. La zebra en su lucha por sobrevivir, muerde un ojo al atacante, quien suelta la pata y permite huir a la víctima.

Dónde está la diferencia? En las palabras “atacante” y “víctima”. La zebra huye y noto su pata sangrando irremediablemente. La zebra se une a su grupo y continua ahí, tan sólo estando y pastando.

2 comentarios:

Miguel Ángel Bruno 4 de abril de 2009, 7:48  

Hola,parece ser que todo el universo es una proyección mental y, como en la naturaleza de los sueños, la proyección de un mundo que parece cruel y despiadado es solo para quien está identificado con el cuerpo y se siente una entidad separada. Todo nace y muere en el Vacío.

Recesionista 8 de abril de 2009, 11:58  

Hola Miguel. Sí, coincido completamente. Gracias por compartir sus comentarios!

Este camino ha sido muy corto, apenas es de unos meses. Al inicio tuve que pensar en la zebra muy seguido, para no ir a reclamarle al cocodrilo :)