Eso es Todo

Mucho se ha dicho sobre La Verdad, pero siempre desde la consciencia. Los conceptos no tienen sentido sin el yo-concepto. Las opiniones que se darán al respecto en este texto son y serán siempre egóicas… ¡lo inevitable es inevitable! Y opino que la diferencia está en ver lo falso como falso.

Entonces he decidido dejar de quebrarme la cabeza pensando en no iniciar la redacción con un “yo opino”, ni un “yo pienso” o “a mí me gusta”. Me aburren los enredos conceptuales, aunque en medio de los mismos, he abierto un poco los ojos.

La Tierra siempre tuvo fecha de expiración. La vida es, egóicamente hablando, una amarga ilusión. El tercer planeta del sistema solar no es nada más que un mínimo fragmento de un gran Todo, en constante cambio. La materia y la energía transformándose en un ciclo sin comienzo ni final: eso es Todo. La Tierra por lo tanto “es” sólo una diminuta porción que en cualquier momento puede ser destruida por un asteroide, llamarada solar o absorbida por un hoyo negro. Su atmósfera puede asimismo transformarse en inhabitable por “nosotros” debido al calentamiento global, ataques nucleares, alienígenos o nanobots. Entonces sólo queda el sentimiento de engaño, de ridiculez. De generación en generación han hecho la situación más complicada con sistemas religiosos, morales, sociales, etc., sin lugar alguno en el trayecto ineludible de “las cosas”.

¿Hay ahora qué pensar sobre un motivo de ser, individual o colectivo, después de constatar que somos otra vez los dinosaurios?

Somos las plantas, las estrellas, el mar, el hoyo negro. La triste e hiriente falacia es pensar, y todo de lo que de la consciencia se derive, a través del tiempo y del espacio, de los siglos de los siglos del hombre.

Desde el yo-concepto, sólo pueden salir discursos negros y tristes. Desde el YO, que soy todo, no existe el “qué decir”, tan sólo Ser.

6 comentarios:

Soledad 7 de julio de 2009, 1:07  

Seguramente.

Z. 7 de julio de 2009, 2:56  

Hola Carolina! Desde el yo-concepto cualquier ilusión o historia que se pueda imaginar es posible. Me adhiero a tus conclusiones.
Gracias y un abrazo!

JUAN C 7 de julio de 2009, 9:41  

1+1+1=3 pero 1x1x1=1

Saludos desde este lado !!!

Santiago 8 de julio de 2009, 11:33  

Gran meditación, Felicidades.
Todo visto desde la mente, con los sentidos como aliados y unico instrumento.

Parece que no hay tan sólo Ser, desde el "Ser" no hay concepto, ni conciencia, ni consciencia ni nadie para decir nada, puede que al estár más allá de lo conocido, se convierte en lo desconocido,inconsciente, no medible con la mente, fuera de ella, y las palabras no describen lo real, solo son indicadores.

Saludos.
Santiago Lara

Recesionista 8 de julio de 2009, 13:33  

Hola a todos

Había sospechado por alguna razón que este post no iba a ser de agrado de nadie :)

Tiene una intención jocosa, espero que lo hayan disfrutado como "yo"

Un gran abrazo! Escríbanme

CV

Miguel Ángel Bruno 17 de agosto de 2009, 5:26  

Hola Tica, siempre es bueno reirse de uno mismo y de sus pretensiones trascendentes, ¿verdad?
Besitos inexistentes ;-)